El Programa Hídrico de la Cuenca contiene las prioridades de inversión y subprogramas específicos para subcuencas, microcuencas, acuíferos y ecosistemas vitales comprendidos en su ámbito territorial.

La Comisión Nacional del Agua promueve y facilita la participación de la sociedad en la planeación, toma de decisiones, ejecución, evaluación y vigilancia de la política hídrica.

¿Quiénes conforman los Consejos y las Comisiones de Cuenca?

Los Consejos de Cuenca están compuestos por los tres órdenes de gobierno y por la sociedad de la siguiente manera:

  1. Los representantes municipales, delegaciones y estatales.
  2. Representantes federales.
  3. Representantes de usuarios y sectores de la sociedad.

Son los Consejos y Comisiones de Cuenca quienes promueven la participación de las autoridades, los usuarios y las organizaciones de la sociedad, en la formulación, aprobación, seguimiento, actualización y evaluación de la programación hídrica de la cuenca.

¿Qué es el Plan Hídrico?

Es el documento que define la disponibilidad, el uso y aprovechamiento del recurso, así como las estrategias, prioridades y políticas requeridas para lograr el equilibrio del desarrollo regional sustentable en la cuenca.

¿Cómo se diseñan los proyectos?

Con un diagnóstico de la cuenca que especifica la Imagen Objetivo: El futuro deseable y el Pronóstico Tendencial o catastrófico. Buscando entender las causas raíz de la degradación y las estrategias de acción que permitirán revertir las tendencias de degradación.

Imagen Objetivo: El futuro deseable

Se construye entre todos la visión de un futuro deseable y posible, y se definen las estrategias requeridas para cambiar de rumbo, así evitando los desastres anunciados por las tendencias actuales.

Pronóstico tendencial (o catastrófico)

Lo que pasaría si dejáramos que todo siga como va (incluyendo la creciente posibilidad de un colapso de sistemas debido al impacto acumulado de prácticas no sustentables).

El Plan busca retener y aprovechar los 4,300 litros por segundo (lps) de aguas residuales y pluviales actualmente exportadas, para lograr la restauración de sus acuíferos, manantiales, ecosistemas forestales, zonas lacustres y chinamperas.