Videos Institucionales de la Comisión de Cuenca de los ríos Amecameca y la Compañía

Las Presas de Gavión pretenden aliviar las inundaciones de las partes bajas de la Cuenca, reteniendo el agua de lluvia en la Cuenca alta proporcionando beneficios para la agricultura y reforestación. Conoce el proyecto.

La producción agrícola en el Valle de México continúa siendo una de las principales fuentes de ingreso y consumo para las familias en la región. El asentamiento masivo de casas habitación ha empeorado el suministro de agua y con ello la sustentabilidad de la zona.

A través del Plan Hídrico creado por la Comisión de Cuenca de los Ríos Amecameca y la Compañía, propone echar a andar 3 plantas de tratamiento de aguas residuales provenientes de Ixtapalucha, Chalco, Valle de Chalco y Tláuac que reutilizaría el agua para la agricultura chinampera, ayudarían a resolver la escasez de agua, ayudaría a evitar inundaciones y mejoraría el ecosistema local.

La subcuenca de los ríos Amecameca y la Compañía aporta la tercera parte del acuífero del Valle de México y el 40% del agua que dispone la Ciudad de México, de esta cuenca dependen también actividades agrícolas y comerciales de quienes habitamos esta zona.

La explotación desmesurada de nuestros mantos acuíferos y la creciente urbanización de la región han tenido consecuencias drásticas sobre el medio ambiente de la cuenca y sus habitantes: de desertificación y contaminación a hundimientos y escasez de agua.

¿Qué queremos en el futuro para nuestra región?

Recuperar el espacio agrícola en el entorno urbano
El ejido de Tetelco de la delegación Tláhuac proviene de una tradición agrícola y chinampera  que los habitantes de la región están dispuestos a defender.
El proyecto Parque Ecológico San Francisco Tlaltenco forma parte del Plan Hídrico de la Comisión de Cuenca y surgió con el objetivo de lograr un equilibrio sustentable entre el crecimiento urbano y la producción agrícola y por otro lado, evitar la construcción de un centro comercial, con un alto costo sustentable para la zona.

Si logramos tratar el agua que ya es parte de la cuenca y reutilizarla, podremos garantizar una mejor calidad de vida para nosotros y nuestras familias.